domingo, 26 de enero de 2014

Capítulo 7



- Soy tuya... Mi cuerpo te pertenece David... Tómame entera... - susurraba Fiona jadeando mientras acariciaba el pecho de su novio.


Moviéndose audaz sobre él…


Alternando movimientos lentos y profundos con otros más rápidos y continuos…


Gimiendo de placer hasta hacerle llegar al clímax.


Cayó finalmente rendida, sobre él, mezclándose el sudor de ambos cuerpos exhaustos.


Entonces, David encendió un cigarrillo que sacó de una cajetilla de tabaco que guardaba en el cajón de la mesita de noche. Le dio apenas dos caladas y se lo pasó a ella, que le abrazada recostada sobre su pecho con cara de satisfacción.


No solía fumar nunca, pero en ese momento le apeteció hacerlo.

- Te quiero… David… - siseó ella suspirando a la vez.

Él se impresionó al oír esas palabras, sobre todo porque por mucho que quisiera, no podía corresponderle diciéndole lo mismo.

A los pocos minutos de apagar el pitillo, Fiona se quedó dormida y el silencio de la madrugada le abrumó.

No podía conciliar el sueño rememorando todo lo acontecido ese día, y la imagen de la chica le venía una y otra vez a la mente...


“No debo ni planteármelo…” se reprimió cerrando los ojos para intentar dormir un poco antes de que saliera el sol.

*******

No tenía conciencia acerca del tiempo que llevaba en el hospital, pero calculaba que podían haber pasado tres o cuatro días.

Me tiraba el tiempo entero durmiendo, y cuando no, dándole vueltas a lo que podía haberme sucedido para verme así.

Continuaba sin recordar nada, y no recibí más visitas de David… Tan solo de mi neurólogo, que venía a verme a ratos, además del resto de médicos especialistas que me controlaban cada día, pero que no se parecían en nada a Leonardo.

Él se preocupaba mucho por mí y me hacía compañía, además de mandarme regulares analíticas, supongo que para controlar mi evolución.

Gracias a él, mi proceso de recuperación se hizo más llevadero. En cada una de sus visitas, lograba arrancar de mi boca una sonrisa y pronto lo consideré un buen amigo en quien poder confiar.

Empecé a articular palabra, pues la irritación de mi garganta fue disminuyendo hasta que desapareció por completo, y poco a poco mi mejoría general era notable, aunque lo que más me preocupaba era la visión...

Comencé a sospechar que estaba ciega, pues cada vez que venían a curarme los ojos veía todo muy oscuro. Pero al tiempo me pareció muy extraño que Leonardo no me hubiese comentado nada al respecto…

Estaba levemente adormecida cuando me despertó…

- ¡Buenos días! – exclamó Leonardo entrando como todas las mañanas en la habitación – Hoy tengo una buena noticia para ti… - dijo animándome.


- ¿De qué se trata? – le pregunté aún somnolienta mientras me volvía hacia donde él estaba.


En ese momento, noté cómo una de sus manos se metía entre mi pelo y la almohada y me levantaba ligeramente para ponerme en una posición más incorporada.


Después sujetó suavemente mi cabeza para aflojarme el vendaje que cubría mis ojos.

- ¿Te sientes mareada al incorporarte? – me preguntó.

 Negué moviendo ligeramente la cabeza.

- Bien. Antes de quitártelo, te voy a ser sincero… - me advirtió – Puede que ahora mismo sufras ceguera o que tengas algunas secuelas en los ojos, pero te aseguro que tu vista va a volver… - se explicó claro y directo, como solía hacer siempre.


Me entraron unos nervios descomunales, la inseguridad se apoderó de mí pero rápidamente supe contenerla.

Tenía que enfrentarme a lo que me había tocado vivir, aunque no supiera por qué me habían ocurrido tales desgracias, y debía estar preparada para afrontar lo que fuese.

Retiró la venda de mi cara y me dio miedo abrir los ojos y mirar alrededor.


- Ya puedes abrir los ojos. Hazlo lentamente... – me dijo.

Poco a poco fui abriéndolos deseando poder ver. Odiaba el oscuro mundo en el que estaba y quería salir de él cuanto antes.

- ¿Y? ¿Qué tal? – preguntó.

Me quedé callada, aún comprobando que, aunque de modo borroso, podía apreciar formas, aunque lo veía todo como grandes bultos.

Entonces giré mi rostro hacia él, pero no conseguía verle con nitidez.


- Veo todo confuso e identifico las cosas como bultos más bien oscuros… - le expliqué.

- Estupendo. Es buena señal. Tu ceguera ha sido transitoria – comentó alegre.

- ¿Transitoria? Si no veo bien… - intenté explicarle de nuevo, pues a lo mejor no me había entendido bien…

- No ves bien, pero verás... Te voy a contar algo... Tu estado de salud cambia notablemente cada día, a mejor… No nos explicamos cómo has sobrevivido, pues según los exámenes que te realizamos al llegar al hospital, tu estado era bastante crítico. Solo con apenas unos rasguños por fuera, pero en tu interior parecía haber pasado una trituradora, y tus ojos debieron haber sufrido un deslumbramiento muy fuerte que evidentemente te ha producido ceguera temporal – me aclaró.

Quedé por unos segundos en silencio, pues no tenía la menor idea de qué podía haberme causado lo descrito por él.

- Ponte contenta, tienes motivos para estarlo – me dijo felizmente.

Para él sería estupendo, pero yo me sentía bastante frustrada, y él debió percatarse, pues rápidamente me consoló frotando mi hombro…

- Todo va a salir bien, ya te lo he dicho… - dijo intentando mitigar mi preocupación – Ahora tengo que irme. Me esperan más pacientes… - se despidió mientras volvía a tumbarme en la cama con delicadeza.

- ¿Y la buena noticia? - le interrogué insatisfecha, pues, que estaba medio ciega no podía serlo... ¿O sí?...

- ¡Ay! ¡Qué cabeza la mía! Casi se me olvida... En un rato te van a sacar de la UCI para llevarte a tu habitación... La he preparado personalmente para ti... - me dijo, denotando una sonrisa que no podía ver pero sí percibir cuando hablaba.

- Leonardo… - me dirigí a él nuevamente – Muchas gracias por todo… Prácticamente te debo mi vida… - le agradecí.


- No me debes nada. Te estimo un montón… - me dijo acariciándome el rostro delicadamente.

Me dieron ganas de pedirle un abrazo, pero aprecié cómo salía de la habitación.

Entonces recordé a David... Ese chico se entrometía en cada segundo de mi vida y no tenía manera de sacarlo de mi mente.

Me apetecía tanto poder verle y agradecerle a él también lo que había hecho por mí… Sin embargo, todo apuntaba a que no volvería a saber de él...

*******

http://reminiscenciasdelfuturo.blogspot.com.es/2014/01/capitulo-6.html

http://reminiscenciasdelfuturo.blogspot.com.es/2014/02/capitulo-8.html

4 comentarios:

  1. Bueno, parece que hay buenas noticias para esta chica. En fin, y David está hecho un lío, ¿no? Porque desde luego, muy enamorado de su novia no está.

    Ah, y la escena de sexo sin problema. ;-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, que no está enamorado de Fiona es evidente desde el principio... Incluso se lo dice a su propio hermano.
      Más que nada parece haberse dejado llevar por la amistad que les une y el cariño amistoso que siente hacia ella, pero claro, esta chica es un poco insistente, ya la habéis visto y David es de carne y hueso...

      Gracias por pasarte como siempre guapa. Besos y esperando el capi de UOM en español!

      (Iba a traducirlo pero como pierde muchísima calidad, prefiero esperar lo que haga falta ^^).

      Eliminar
  2. ¡Genial capítulo!

    Una introducción muy sexy y unas imágenes muy bien elegidas, me ha gustado mucho. Aunque Fiona me da bastante pena al ver lo enamorada que está de él, va a llevarse un buen chasco, pero bueno...cuanto antes lo sepa mejor. Y seguro que pretendientes no le faltarán luego :P

    Por lo demás, me alegro mucho de que ella ya esté mucho mejor y pueda recuperar su vista poco a poco, y me encanta ver cómo la cuida Leonardo, no se mucho de él pero me cae bastante bien este personaje, y será una tontería pero me recuerda un poco al niño pequeño que se veía jugando con ella (?) en el pasado, quizás no sean los dos pero creo que se parecen mucho y podrían haber sido amigos de antes ^^

    ¡Un saludo y espero el siguiente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ali!!

      De momento puedo decir que a Leonardo le queda bastante en la historia y que sí tienen algo en común ella y él, pero claro, no puedo desvelar el qué aún.

      Adelanto que va a ser muy importante en la historia y que a mi también me gusta bastante este personaje que ya iréis conociendo poco a poco.

      Un placer tenerte siempre por aquí animándome guapa. Muchos bss!

      Eliminar